SUICIDAS Y ASESINOS

Loading...

lunes, 6 de junio de 2011

EL BALNEARIO DE BANDERWEILER



La llegada de una Ostra a la estación, coincidió con la del cuerpo de un general muerto en la guerra. La banda de música dispuesta para el recibimiento del general siguió a la gran Ostra hasta que pudo aclararse el equivoco.
 Mas tarde, quedaron solo  los pocos acompañantes  y los restos mortales del crustáceo…”

8 comentarios:

Enrique Valle dijo...

Excelente relato. Y la imagen se contrasta. En hora buena amigo.

Renzo Ubiergo dijo...

Bizarro. Los microcuentos tienen una belleza!. Personalmente me dejan meditando.
Saludos Denis

Francisco Villasana Diaz dijo...

Corto pero queda retratado la paradoja de la muerte. Me agrada.

Sandra Ochoa dijo...

Parece un espacio de pesadilla. Los retratos escritos nos dejan mas en libertad. saludos.

Juliana Riquelme dijo...

Hola. Por un instante pense estar leyendo un extracto de una novela alemana pero no. Creo que lo soñe, o mas bien tuve una pesadilla. Y era muy similar a este relato. Felicitaciones, al parecer sigo soñando.

Manuel Porras dijo...

Me paso algo similar. y esta vez la difunta se levanto jajajajaj. nos vemos. te leo

Marcelo Ig.. dijo...

Manuel, tambien me paso algo similar. Pero lo que mas me agrado fue esa escena de una novelita..pufff se me fue el nombre. Cuando velan los restos de un abuelo y este tenia los pies cercenados, las ratas se las habian comido durante la noche anterior.
A ver si cuentan algunas anecdotas sobre velorios. Bye denis. Me es grato siempre leerte.

Saludos desde Chiloe

Paul Cordero dijo...

Excelente ventana literaria.